SI NO HAY SINCERIDAD

«Sobre todo sinceridad, mi meta en la vida es la sinceridad. Porque si no hay sinceridad, no se va a ningún lado con la mentira. Al final la mentira rompe la confianza, y si no hay confianza… cuesta mucho ser feliz… que es de lo que se trata al final»  Así comienza Ruth hablando en el video de su boda. No se puede decir más claro. Elegí este comienzo porque me parecía que definía a la perfección lo que son Ruth y Victor. Y eso es lo que trato siempre, de encontrar aquello que define mejor a cada pareja. Porque cada uno vivimos el amor de diferente forma. Y ellos lo hacen así.

Este verano coincidí en una boda con Ruth y Victor. Y fue como encontrarme a unos viejos amigos. Victor y Ruth tienen la gran cualidad de hacerme reir. Estando con ellos es imposible no pasártelo bien. Lo que me pude reir ese día con los dos. Ruth haciendo bailar a Emilio mientras Victor lo grababa todo con el móvil. Siempre están riendo. Siempre. Y eso es algo que valoro mucho.

De todas las parejas a las que les hago el video de su boda me quedo con algo. Algo que aprendo de ellos o algo que les hace diferentes y entrañables. A la mayoría les cojo mucho cariño. Y eso es lo que siento por ellos dos, mucho cariño, un cariño especial.

No recuerdo exactamente cuándo, cómo o dónde los conocí. Recuerdo muy poco de ellos antes de la preboda. Pero no importa. Estoy deseando volver a coincidir con los dos. Pero tiene que ser con los dos porque juntos son mejores.

Ruth es increíblemente madura para su edad, pero sigue teniendo un punto de dulzura.

Victor es amable, es cariñoso y tiene ese toque picarón, como que esconde algo con el que me rio mucho. Es más callado que Ruth pero siempre tiene la palabra justa.

La boda fue una boda de pueblo, en Villaescusa (Zamora). Con el cura del pueblo y sus bromas. Con las costumbres de los pueblos y llena de detalles. Porque ellos se conocieron en el pueblo donde los chavales de todas las edades se juntan por las noches en verano y donde surgen muchos amores. En realidad son las bodas que más me gustan, son las más auténticas, pero no se lo digáis a nadie.

Me gustan las bodas con emociones y sentimientos reales. Me gustan las personas espontáneas y naturales. Ellos dos tienen las dos cosas.

Después continuaron con la fiesta en el Hotel Doña Brígida… pero de eso no me acuerdo ;).

Las fotos de su boda las hizo mi hermano Luis, podéis ver las fotos de su boda aquí

website / facebook  / twitter / pinterest